Artículo de opinión, Mundo Literario

La fiscalidad del escritor (IV) – Retenciones y declaración de la renta

A lo largo de esta serie de artículos hemos visto diversos aspectos relacionados con las obligaciones y derechos fiscales del escritor como profesional. Pero todavía quedan unas pocas cuestiones a tener en cuenta relacionadas con las retenciones y la declaración de la renta.

·¿Debo presentar mis ingresos como escritor en la Declaración de la Renta?

·Esta pregunta plantea una gran contradicción, una de esas lagunas legales nacidas de una deficiente regulación. Por un lado, el registro como escritor profesional en el IAE (necesario, como ya hemos dicho, para poder facturar a una editorial) convierte los ingresos que reporta nuestra obra en actividades económicas, lo que obliga a realizar la Declaración de la Renta.

Ahora bien, contradictoriamente a lo dicho, la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas asegura que “los rendimientos derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas se consideran como rendimientos del trabajo, siempre que se ceda el derecho a su explotación”. La misma ley indica de igual modo que si los rendimientos de cualquier trabajo no superan los 22.000 € anuales, no hay obligación de realizar una declaración de renta (a no ser que además de recibir ingresos por nuestro libro también estamos trabajando en otro empleo por cuenta ajena, o sea, si recibimos ingresos de más de un pagador, situación en la que el límite quedaría establecido en 11.200 €, tal y como establece la Agencia Tributaria“. En pocas palabras: si cedemos el derecho a explotación a una editorial se considera rendimiento de trabajo y no actividad económica, por lo que si no superamos esas cifras, no tenemos obligación de realizar la Declaración de la Renta.

La duda que esto suscita es cuál de las dos normativas tiene carácter prioritario, si la condición de registrado como profesional en el IAE anula el segundo supuesto. Algo que ni siquiera los expertos que he consultado tienen claro, por lo que el sentido común invita a realizar la Declaración de la Renta, “por si las moscas”.

·He escuchado que los escritores no deben pagar IVA. ¿Es cierto?

·Sí. Las actividades literarias, o más concretamente aquellas sujetas a derechos de autor, están exentas de abonar el IVA en la factura. En esto se incluyen también relatos cortos, artículos periodísticos para medios, u otras actividades remuneradas relacionadas con el mundo literario (charlas, talleres, lecturas, etc…).

·¿Debo aplicar alguna retención en las facturas?

·Por supuesto, como ya he indicado en el ejemplo que he puesto anteriormente. En concreto, el IRPF, un impuesto que paga al Estado el que factura. Lo bueno es que ese dinero puede ser recuperado tras hacer la declaración de la renta, aunque esto obviamente se halla condicionado a la situación económica personal de cada uno durante el ejercicio correspondiente. El porcentaje de IRPF que debes aplicar es actualmente del 19%. (Actualización 2016: 15%)

Como conclusión general, quisiera destacar que todos estos conceptos reunidos en esta serie de artículos solo son aproximaciones. Cada individuo tiene sus situaciones personales, y además estamos hablando de una profesión, la del escritor, que desgraciadamente está muy mal regulada en nuestro país. Las lagunas son abundantes, así que ante cualquier duda reafirmo la necesidad de consultar con un especialista, bien sea un gestor privado o un representante de la Agencia Tributaria.

alt="declaración renta, escritor, IVA, javierpellicerescritor.com"

 Mi más sincero agradecimiento a JESÚS CORONADO por su ayuda a la hora de documentar los artículos

SI TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO, COMPÁRTELO

Lee toda la serie “La fiscalidad del escritor”

Anuncios
Estándar

21 thoughts on “La fiscalidad del escritor (IV) – Retenciones y declaración de la renta

  1. Gracias! Gran artículo. Yo voy a dedicarme a vender como escritora mis ebooks educativos sobre diferentes temas, pero no se si debo darme de alta, el iva (no me afecta la ley del 2015?) Yo venderia mis libros digitales, tanto en España como en países sudamericanos (Mexico y Chile). Un cordial saludo.

    • Por desgracia, mi experiencia se limita a la publicación tradicional con editoriales. Entiendo que con la autopublicación será similar, por ejemplo, si no pasas de las cifras mencionadas no tendrás que darte de alta. En cuanto al iva, pues lo mismo: si te das de alta en el IAE, estarás considerado como profesional y estarás exento del iva.
      Eso sí, no sé qué leyes rigen en otros países. Ahí no puedo ayudarte, por desgracia.

      Muchas gracias por visitar la web y suerte en tus proyectos.

  2. Hola de nuevo…
    Gracias por esta serie de artículos, sirven muy bien para orientarse cuando se es primerizo. Pero ahora me ha surgido otra duda… En estos artículos mencionas a los gestores. ¿Sirve cualquier gestor, o hay algún tipo de gestor especializados en cuanto a temas fiscales relacionados con artistas y demás, como los abogados especializados?
    ¡Saludos!

    • Hola, Francisco.
      En efecto, existen gestores y asesores especializados en lo concerniente al trabajo de escritor y derivados. En cualquier caso, cualquier gestor o asesor que se precie debería ser capaz de atender tu situación, sin necesidad de estar formado especialmente para esa situación. Ellos tienen recursos para informarse de cada caso concreto, no es necesario que sea alguien que solo trabaja con escritores.

      Un abrazo.

  3. Miguel P dice:

    Hola Javier,

    Te comento mi situacion por si me puedes ayudar.
    En 2014, en octubre, se publicó mi primer libro. Hasta este mes, Abril 2016, la editorial no liquidó las cifras correspondientes a los ingresos como autor, lo que ha decidido (por fin) hacer ahora. En su momento no me di de alta en el IAE (ni siquiera me lo han comentado, sencillamente me mandan ahora la factura a secas para que la devuelva firmada) y estaba trabajando por cuenta ajena, un trabajo que finalizó justo el pasado mes de Marzo.

    En ese contexto, de cara a estar al dia con Hacienda, que tengo que hacer?
    Presentar en la declaracion de este año (ejercicio 2015) la factura que me pagan ahora cuyo valor es inferior a 300 euros (pero que incluye tambien dos meses de 2014 y 3 meses de 2016, ya que no lo detallan) de forma complementaria al trabajo que ejerci (no estaria obligado a declararla una vez que los rendimientos de trabajo eran inferiores a los 22 mil pero superiores a 11 mil)? Al mismo tiempo darme obligatoriamente de alta en el IAE o no es necesario hacerlo?
    O al cobrar esta cifra en 2016 esta factura sólo la deberia presentar al año que viene (Ejercicio 2016) aunque incluya valores de años previos?

    La editorial no me ha prestado ningun tipo de aclaracion en este sentido. Que me recomendarias?

    Un saludo y gracias

    • Hola, Miguel.

      A ver si puedo aclararte algo. Comenzaré por el final: la factura debes declararla en la declaración del año EN QUE LA COBRASTE. Da igual si es por un trabajo realizado hace dos años. Si la cobras este 2016, deberás declararla al año que viene.

      Y deberás hacerlo obligatoriamente, sin importar tus rendimientos de trabajo, si recibes ingresos de más de un pagador. Si tienes otro trabajo, y además has ingresado algo de un trabajo literario, debes declararlo aunque tus rendimientos no superen el límite (ese es mi caso, por ejemplo). Si dices que no tienes trabajo, pero estás cobrando alguna prestación por desempleo, creo que también se aplica este caso porque estás recibiendo dinero de dos pagadores. Además, yo consultaría con un asesor, porque no sé hasta qué punto los ingresos adicionales pueden afectar a tu prestación por desempleo. Si no recibes prestación ni ingreso de ningún tipo, entonces no necesitas declarar el pago de la editorial.

      Por otra parte, y sea cual sea tu condición laboral habitual, para poder emitir una factura (cosa que debes hacer a la editorial, ya que tú les has realizado un trabajo, igual que un fontanero se la hace a un cliente normal), necesitas como mínimo estar dado de alta en el IAE como profesional del sector por el que realizaste ese trabajo. Es un rollo, pero los trámites, si los haces personalmente, son gratuitos. Obviamente, es más cómodo si lo hace un gestor, pero te cobrará.

      En cualquier caso, no soy un experto en el tema, siempre hablo desde mi experiencia personal. Te aconsejaría que si tu situación es tan peliaguda lo consultes con un gestor o asesor profesional, sobre todo si estás cobrando una prestación por desempleo.

      Espero haberte aclarado algo. Un abrazo.

  4. Xabier dice:

    Estimado Javier, tu aportación y tu asesoramiento en diferentes temas relacionados con el mundo de la escritura son, realmente, dignos de agradecimiento. El motivo de mi comentario no es otro que el de darte las gracias por compartir con todos nosotros tus artículos, que, sin duda, resultan de gran interés y ayuda.

    Un abrazo

    Xabier

  5. Luis dice:

    Hola Javier.
    Disculpa que mi pregunta le dé la vuelta a todo, pero estoy interesado en el lado del editor y no encuentro información a ese respecto.
    Hoy en día las pequeñas editoriales viven prácticamente de presentaciones y ventas realizadas por el propio autor en su círculo de familiares/amigos. ¿Cómo se declaran estas ventas en lo que vienen siendo las tiradas habituales de estas editoriales (150-300 ejemplares)? Me explico: lo distribuido en librerías se factura bien a la librería, bien a la distribuidora; lo vendido en la web de la editorial se factura a cada cliente individual; pero, ¿qué ocurre con los 100 ejemplares (por ejemplo) que se venden en la presentación y los cincuenta que el autor se queda en casa y va vendiendo poco a poco? Ni editor ni autor llevan encima una máquina registradora que emita tickets. ¿Cómo le decimos a Hacienda que hemos vendido esos 150 ejemplares? ¿Haciendo una factura ‘al aire’? Quiero decir, una factura a un cliente genérico (por ejemplo, ‘ventas contado’), que no tendría NIF ni datos identificativos.
    Imagino que las editoriales sencillamente ocultarán estas ventas, pero a mí me gustaría saber la manera de hacerlo bien. Además, si tenemos una factura de la imprenta de 300 ejemplares y oficialmente sólo hemos vendido 100, lo normal es que Hacienda te pida ver esos otros 200 que debemos tener almacenados y no se crea que se han regalado para promoción.
    Un saludo y gracias.

    • Bueno, generalmente las ventas en las presentaciones corren a cargo de alguna librería, que se presta a personarse en el acto y a realizar esa labor (a todas las partes les interesa; las librerías pueden llevarse un buen puñado de ventas en muy poco tiempo, y al autor y editorial le evitan el engorroso trabajo). Esa es la práctica habitual. Cuando hago una presentación suelo buscar a alguna librería de esa localidad y le ofrezco realizar la venta en el local de la presentación (que en ocasiones es la propia librería). Ellos se encargan incluso de pedir los libros a la editorial. Así es como suele hacerse.
      Un saludo y espero haberte ayudado.

      • Luis dice:

        Sí, de hecho yo también (como escritor) he trabajado así en presentaciones en librerías. Pero quiero empezar a funcionar como editor, y no sé cómo tengo que declarar/oficializar las ventas que haga, por ejemplo, en una cafetería, un museo, una biblioteca… Es decir, presentaciones donde vende el editor o el autor (sin distribuidora ni librería) y sin emitir ticket ni factura.
        Es una práctica que se realiza constantemente, pero parece tabú, nadie sabe (o quiere) decir nada a ese respecto.
        Gracias de todas formas.

  6. Aida dice:

    Hola Javier,

    Perdona por mi ignorancia, pero estoy a punto de firmar por primera vez con una editorial y no entiendo la razón del porque me tengo que dar de alta en el IAE. En el contrato me pone que me harán ellos la factura correspondiente a los ingresos que me pertenecen y que esos ingresos los declararán como corresponde. Así que entiendo que lo único que debo hacer es añadir esos ingresos a mi declaración cuando los cobre no? Porque tendría que emitirles una factura también?

    Gracias.

    • No hay nada que perdonar, Aída. A ver si puedo aclararte tus dudas.
      Creo que has confundido el concepto o incluso los términos. La factura es la prueba de una relación laboral o comercial entre quien presta un servicio y quien lo paga. Por tanto, la factura siempre es emitida por quien presta ese servicio. Te pondré un ejemplo clarísimo: cuando llamas a un fontanero para que te arregle una tubería, ¿le emites tú la factura o te la emite él? Es el fontanero quien presta un servicio por el que demanda un pago, y por tanto es él quien debe dejar constancia de ese acuerdo comercial. En el caso de los escritores pasa lo mismo: eres tú, como autora, quien realiza un trabajo (la novela que cedes para su comercialización) y la editorial quien paga por ello (te paga a ti, un tanto por ciento de las ventas). Por tanto debes ser tú quien le facture a la editorial, nunca al contrario. De hecho, si no le facturas, la editorial no puede pagarte, porque de hacerlo sería como pagarte en negro. Una vez te hayan pagado, lo que la editorial hará será declarar ese pago y tributar lo que deba tributar. Pero sin factura por parte del autor, no hay posibilidad de pago.
      Quizás lo que tú has entendido como factura sea el informe de ventas que la editorial debe entregarte en el plazo acordado en el contrato. Ese informe de ventas (que me gustaría decir que es exhaustivo y totalmente fiable, pero no siempre es así) es el que servirá de base para saber cuánto tienes que facturarle. Pero insisto: LA FACTURA LA EMITE SIEMPRE EL AUTOR.
      Hay una excepción, claro: cuando se trata de una “editorial” de autoedición. Porque entonces las cosas son completamente al contrario: el autor se convierte en el pagador por un servicio que presta la editorial (publicar la obra). Pero mientras el autor no pague por la publicación y lo haga la editorial, es tal y como te lo he comentado.
      Así que, resumiendo, es el autor quien emite la factura a la editorial, porque es esta quien le contrata a cambio de un servicio, por el que pagará al escritor. Y para poder facturar hay que estar dado de alta como profesional en el IAE.

      Espero haberte aclarado el tema. Cualquier otra duda, no dudes en consultarla. Un abrazo.

  7. José dice:

    Gracias Javier por tus excelentes artículos. Esta última respuesta me aclara algo el pequeño lío que tenía. Yo publique con una empresa de autoedición de Internet un libro, que según la empresa se vendieron unos 20 ejemplares. Esta empresa me pagó en su dia, generando una autofactura en su web, donde el emisor de la factura es la empresa (o sea la emitian ellos) y el destinatario yo mismo. En ella me pagaban 40 euros, con su correspondiente retención y sin iva, que al año siguiente me apareció en la declaración de la renta en rendimientos de trabajo. Ni que decir tiene que ni estoy dado de alta en el IAE ni autónomos, pues soy trabajador por cuenta ajena. Leyendo tu última respuesta, si he entendido bien, parece correcto el caso que te he expuesto anteriormente, por encajarlo en: “editorial” de autoedición. Este año voy a publicar un libro con una imprenta local, me gustaría seguir el mismo modelo de edición, ellos corren con la publicación y son los que facturan a las librerías, etc. MI pregunta es: ¿es correcto el primer caso?, y si es así, en el segundo libro que me hacen en la imprenta el modelo sería el mismo. Es decir, ellos van vendiendo y facturando a las librerías y al final de año me emiten a mí una factura con los beneficios -si los hay- y su correspondiente irpf, exactamente igual que en el caso primero que te he expuesto.

    • Por partes.
      El tema de quien debe facturar es tan sencillo como preguntarse “¿quién paga para hacer posible la publicación?”. En una editorial tradicional, paga la propia editorial (al autor, entre otros), por tanto el autor actúa como “contratado”, y por tanto debe ser él quien le facture a la editorial (del mismo modo que el fontanero nos factura a nosotros). Por el contrario, en una editorial de autoedición, quien paga para que la publicación sea posible es el autor, que paga a la “editorial” (entrecomillo porque sería más correcto llamarla “empresa de servicios editoriales”). Por tanto en este caso la “editorial” actúa como contratada, y debe ser ella quien le facture al autor por los servicios prestados a este.
      Y luego, en el caso de la editorial de autoedición, está el peliagudo tema de los beneficios por venta. Si esta empresa ejerce la tarea de vender los ejemplares (no todas lo hacen, muchas simplemete envían los ejemplares al autor y este se dedica a venderlos por su cuenta), en parte está actuando como una editorial tradicional. Y por tanto debe ser el autor el que facture a esta editorial. En el caso de la imprenta de la que hablas, de nuevo hay un error de concepto: ellos no pueden facturar a las librerías y también a ti como autor. Facturarán a las librerías, pero no a ti, a ti te remitirán un informe de ventas con el desglose de estas y el porcentaje de beneficios (que, si es autoedición, debería ser del 100% del precio de venta, para eso les has pagado antes por sus servicios). Y si hacen todo como marca la ley, tendrás que ser tú quien les haga la factura. Incido en una cosa: no te harán factura por los beneficios de las ventas, pero sí te harán factura por el coste de sus servicios de publicación. Ojo a esto, porque es algo lioso. En resumen: factura el que presta un servicio o producto, jamás el cliente.
      De todos modos, este es un caso que nunca he vivido personalmente, ya que mis publicaciones siempre han sido con editorial tradicional. La autoedición nunca la he probado, así que te recomendaría que lo consultaras con algún asesor, por si acaso.

      Un abrazo.

  8. Jesús dice:

    Buenos días,
    De los comentarios anteriores ya tengo claro que como autor de una obra que ha publicado una editorial tradicional, soy yo quien debe emitir la factura para poder cobrar.
    Lo que no tengo claro es que tenga que darme de alta en el IAE cuando ya soy trabajador de una empresa por cuenta ajena.
    ¿Es esto así?
    Gracias

    • Si quieres facturar, necesitas al menos darte de alta en la IAE. Da igual que trabajes por cuenta ajena en tu día a día. No existe ninguna incompatibilidad. Es mi caso también, así que hablo por experiencia.
      Gracias por tu visita. Un saludo.

  9. Pingback: Por qué los escritores (no) deben pagar menos impuestos. – Factoría de Autores

  10. Ana dice:

    Hola:
    Gracias por los artículos tan interesantes.
    Te explico mi caso:
    Tengo una pensión de por vida (no puedo trabajar por enfermedad).
    He escrito un libro y lo he autopublicado. Ahora una librería quiere que le deje ejemplares en depósito y si los vende quiere que le haga una factura para pagármelos.

    Las preguntas son:
    1. ¿Puedo hacerles una factura donde les cobraría las regalías, lo que me ha costado la edición y el transporte hasta su Libreria (ya tengo el precio pactado con ellos de todos estos importes)?

    2. ¿Puedo emitir una factura si soy pensionista? ¿Debo darme de alta en el IAE, puedo hacerlo si soy pensionista?

    3. ¿Está factura debe llevar IVA o solo IRPF?

    4. ¿Cuál es el límite de ingresos para declarar a Hacienda teniendo en cuenta que no trabajo por cuenta ajena sino que tengo una pensión por enfermedad?

    A esto añado que yo compro las copias de mi libro a una plataforma de autoedicion, que no es una editorial. Ellos no me cobran IVA porque es extranjera (fuera de la comunidad europea).

    Muchas gracias.

  11. Ruben dice:

    Hola,

    ojalá puedas ayudarme ya que ayer mismo estuve en las oficinas de la Agencia Tributaria y no conseguí aclararme. Te explico mi caso: soy investigador en una universidad española (raza a extinguir, por desgracia) y he publicado un libro a través de una editorial extranjera, en concreto de EEUU. Esta editorial me hace ingresos semestrales en base al número de ventas (i.e., royalties) que hagan del libro. Justo antes de pagarme me mandan una especie de carta de pago en la que desglosan las ventas y lo que me corresponden de ellas. Supongamos que me corresponden 600$ y de estos lo que llega a mi cuenta son 560$ porque según ellos aplican unas tasas. Entonces, si ellos ya me aplican unas tasas, ¿debo declarar estos ingresos en España?

    Muchas gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s