Reseñas

Lecturas para el verano: Los recolectores de suicidas, de David Oppegaard

La humanidad está al borde de la desaparición. Uno tras otro, los hombres pierden la ilusión por la vida y se quitan la vida. Tras cinco años, las ciudades se han convertido en poblados fantasmas, y aquí y allá los pocos supervivientes que aún no se han rendido a la Desesperación, sobreviven de modos muy distintos: algunos se reúnen en bandas o grupos tribales, otros se vuelven salvajes, y algunos tratan de mantener una normalidad demasiado artificial para que pueda sostenerse durante mucho tiempo. Porque, a la creciente soledad y el aislamiento, se unen la visita de unos misteriosos individuos vestidos de negro, los recolectores, que aparecen cada vez que hay un suicidio para llevarse el cuerpo del fallecido. Sigue leyendo

Anuncios
Estándar