Artículo de opinión, Mundo editorial, Mundo Literario

Las 10 consignas de la piratería (I)

La Real Academia de la Lengua Española define el verbo “debatir” como el acto de “discutir un tema con opiniones diferentes”. En ocasiones, los interlocutores realizan un ejercicio de argumentación del que se puede aprender mucho. Pero también existe quien se deja llevar por consignas prefabricadas por otros, sin aportar argumentos razonados por sí mismo. Mantras inamovibles que se recitan de memoria especialmente en temas mediáticos. Y, en el mundo literario, hay pocos temas que levantan tantas pasiones como el de la piratería. En este artículo he querido recopilar esos lemas que no pueden faltar en ninguna discusión sobre las descargas de contenido protegido en el mundo del libro. ¿Qué alegan los defensores de dicha práctica?

Es que los libros son caros

alt="libros caros, javierpellicerescritor.com"

Es la consigna estrella de los defensores de las descargas, y no necesita explicación. Ya le dediqué una serie de artículos en esta misma web, ¿Son caros los libros?”, donde mediante datos objetivos demostré que el precio del libro en papel no podía ser menor, al menos en el actual sistema. Planteé que los márgenes de beneficios en que se movía la publicación de un libro apenas superaban los costes de producción y distribución. Por mucho que al lector se lo pueda parecer, los números contradicen esa percepción. El precio del libro es el que permiten sus costes, ni más ni menos.
De cualquier modo, aun en el caso de que un libro fuera un producto realmente caro, ¿nos da eso derecho a conseguirlo por medios reprobables? El alquiler de una casa también podría considerarse alto, o un coche nuevo. Pero no por ello nos convertimos en okupas o nos llevamos del concesionario ese vehículo. Y podríamos alegar que hablamos de conceptos mucho más básicos, como es el derecho a la vivienda o la necesidad de transporte. Como consumidores, tenemos derecho a no comprar aquello que nos parezca caro, pero no a cogerlo por la cara.

Es que la edición en ebook debería ser mucho más barata

Lo es, y vamos a comprobarlo con datos. Tomaremos un ejemplo extremo: la más reciente novela de mi paisano Santiago Posteguillo, “La Legión Perdida”, una novedad muy esperada y que ya está entre las más vendidas. Su precio en papel en Amazon es de 21,76 €, en tapa dura. Pero en ebook vemos que cuesta 12,34€.

alt="posteguillo, la legión perdida, amazon, precio, javierpellicerescritor.com"

Parece mucho dinero, ¿verdad? Sobre todo porque el ebook es un archivo digital, no un objeto material como el libro en papel. Pero resulta que estamos hablando de una reducción en el precio de casi el 50%. Esta diferencia es la que corresponde al ahorro que ocasiona el trabajo de impresión, los costes de material y distribución, o sea, lo que se refiere al producto tangible. Los demás costes siguen inalterables: tal vez no exista una librería física, pero Amazon también se lleva su porcentaje. Del mismo modo, la edición digital está corregida, maquetada y tiene una portada, al igual que la de papel. No importa si se beneficia del trabajo ya hecho para la edición original, el lector sigue comprando una obra con dichos elementos; no recibe un producto menos elaborado, por lo que esos conceptos tiene que seguir pagándolos, sin importar que ya estén amortizados (que ese trabajo esté bien hecho o no, es tema de otro debate). Finalmente, está el porcentaje del autor y los beneficios para que la publicación tenga sentido para la editorial (nadie trabaja solo para cubrir costes). Por tanto, el ahorro al comprar esta obra en formato digital es justo y coherente con su precio en papel.
Pero es que podemos ir más allá: resulta que ese precio es una rareza. Si vemos el top de ebooks más vendidos de Amazon, encontraremos que la mayoría de obras a la venta está muy lejos de esas cifras: de los veinte primeros, solo tres sobrepasan los diez euros (la lista se actualiza cada hora, pero las variaciones al respecto son mínimas). Estas excepciones corresponden a autores consagrados cuyo caché es más alto, y por tanto también sus royalties por copia vendida. Sea como sea, la variedad de precios es grande, con abundancia en títulos de menos de cuatro euros, tendencia a la baja que aumenta conforme descendemos puestos en la lista. Tenemos pues dónde elegir.
Así que la consigna de que los ebooks son caros en comparación con su versión en papel es, como queda demostrado, una falacia.

Hasta aquí la primera parte de este artículo. En las próximas entregas, nos adentraremos en el manido recurso de la cultura libre o el tan cacareado lema de que Internet es compartir.

SI TE HA GUSTADO LA ENTRADA, COMPÁRTELA

Anuncios
Estándar

13 thoughts on “Las 10 consignas de la piratería (I)

  1. Lo siento, pero no estoy de acuerdo con tu último argumento.
    Más de 7 euros por una edición digital me parece un robo, y te lo digo yo que soy autor independiente y también pago para que me hagan una portada y corrección. Lo que pasa que la mordida que se lleva la editorial es grande.
    En cuanto a la edición que comparas de Santiago Posteguillo, has hecho una mala comparación, porque la edición en papel es en el formato más caro (tapa dura, etc.). Te voy a desmontar ese argumento en 3 líneas:
    Coge Los Asesinos del Emperador, del mismo autor. Tapa dura 21 euros, tapa blanda ¡¡12,30!! Edición digital !!4,74!! Ah, pillín, ¿qué pasa? ¿Qué con este libro han perdido dinero en la edición digital? Ahí lo tienes…

    • Me temo que quien hace una mala comparación eres tú, James. La comparación adecuada es entre la primera edición de un libro y su versión contemporánea en ebook, porque es la primera edición la que marca la inversión inicial de una editorial a la hora de publicar un libro. Lo que no puedes es comparar el precio de una novedad en ebook con la edición económica que aparece casi dos años después (consulta la edición, consulta). Eso sí es trampa, pillín. Siguiendo tu lógica, ¿por qué no lo comparamos con el precio cuando esa novela se venda a precio de saldo o de segunda mano? La novedad se paga, y más cuando hablamos de un autor tan reconocido (igual que ocurre con tantas otras cosas: ¿o es que acaso el ultimísimo modelo del móvil de moda cuesta lo mismo cuando sale que dos años después?). Estás pagando por una marca de éxito, y por el privilegio de ser de los primeros en disfrutarla.
      Y tampoco me puedes poner como ejemplo los precios de las distintas ediciones de un libro que salió hace ya… ¡5 años! Normal que su precio en ebook baje, como digo, ya no es una novedad. Si quieres, dentro de esos mismos 5 años, quedamos y vemos a qué precio está el ebook de la última de Posteguillo. No, amigo, la comparación es entre novedades, entre ediciones de una misma obra que salen al mismo tiempo en formatos diferentes.
      Y para saber esa supuesta mordida que dices se lleva la editorial, solo tienes que leer el artículo que enlace en este (¿Son caros los libros?) donde te demuestro con datos contrastados lo que cuesta de producir un libro, y cuáles son los beneficios de una editorial. A mí menos de 10 euros por una edición digital me parece justo y coherente con lo que cuesta ese mismo ebook en versión papel (siendo novedad, claro). En cualquier caso, como se ve en el Top de Amazon, la mayoría de ebooks no alcanzan esos 10 euros.
      Saludos y gracias por visitar la web.

  2. Hola de nuevo. Gracias por contestar, y por hacerlo en el mismo tono que yo, ja,ja.
    Como supongo que querías un poco de polémica, pues vamos a seguir:

    De entrada, el ejemplo del móvil no vale y en seguida lo verás: Un móvil nuevo tiene unas prestaciones (capacidad, batería, pantalla) que no tiene uno de hace 3-4 años, porque la teconología evoluaciona y no te vas a comprar un Sansung de hace 4 años al precio de los de ahora, sería de tontos.
    Sin embargo, un libro de ahora solo aporta la novedad, pero al final es una historia, igual que el libro de hace 20 años. De hecho, hay novelas famosas que ya tienen sus años y se siguen vendiendo, aunque fuera al precio original de cuando salieron (y si no que se lo digan a El Señor de los Anillos).

    Por otro lado, yo soy lector, y a mí me da igual que si el ebook es más caro porque es novedad o no. Yo quiero comprar ebooks a buen precio, punto. Si eso significa leer libros que lleven más de 3 años publicados, eso haré.
    SIn embargo, no es tan sencillo porque no se cumple eso de que bajan el precio cuando el libro tiene ya unos años, como el ejemplo que hemos venido comentando.
    Si fuera como tú dices, sería genial, me espero a leer a Posteguillo un par de años y santas pascuas, pero no es así en muchos casos, y te voy a poner ejemplos famosos.
    Coge en Amazon y busca estos títulos:
    El juego de Ender (edición de 2013): tapa dura 19,80, tabal blanda:7,60, Digital: ¡¡¿¿9,49??!! ¿Pero qué se han fumado? Según tu teoría, debería estar a unos 3-4 euros, 6 si quieres.
    Los Pilares de la Tierra, edición de 2010: Tapa dura:22,50, tapa blanda:10,40 Digital:!!¿¿9,49??!! Pero, ¿no hemos quedado que el precio debe bajar igual que ha pasado y pasará con los de Posteguillo?

    Si quieres, por darte la razón, aceptamos que “el precio de ebooks de libros actuales está ajustado”, pero, ¿y de los libros de más de 3-4 años? ¿Es justo que cuesten igual que una edición de bolsillo? Obviamente no se cumple en todos los casos, he encontrado libros muy bien de precio (por ejemplo El Marciano), pero si buscamos más ejemplos encontraremos.
    Mi resumen es: ebook (de más de 3 años, si quieres) a más de 7 euros=robo.

    • James, me lo pones muy fácil…

      En primer lugar, más que polémica lo que busco es un debate abierto y respetuoso del que todos podamos sacar algo positivo y aprender, tanto los que comentamos como los lectores del artículo.

      Pero entremos en materia. Claro que el ejemplo del móvil vale, aunque podría haber utilizado cualquier otro, como, por ejemplo, la ropa de temporada (¿por qué baja su precio si no está sujeta a prestaciones como la tecnología? Pues por lo mismo que voy a explicarte). Efectivamente, la tecnología evoluciona y aparecen productos con mayores prestaciones y supuestamente mejores (y digo supuestamente, porque solo hay que ver el ejemplo de Windows, cada versión es peor que la anterior). Pero el móvil “antiguo” sigue manteniendo sus prestaciones, sigue siendo tan funcional como cuando apareció, por tanto debería mantener el mismo precio. ¿Por qué no es así? Pues por lo mismo que un libro o la pieza de ropa: porque lo que marca el precio es la moda. Es algo nuevo, y por tanto “cool”, lo venden como el último grito y crean una necesidad entre los consumidores. Crean demanda. La demanda lo es todo. La gente quiere, además de lo último, lo que está de moda, lo que tiene caché. Por eso esos libros que mencionas mantienen el precio a pesar del tiempo transcurrido, porque tienen demanda, porque siguen vendiéndose bien. Tú mismo dinamitas tu argumentación poniendo como ejemplos libros superventas, encima de índole internacional y que perpetúan su fama debido a adaptaciones cinematográficas. Lo que sería de tontos es bajar el precio de algo que se vende bien. Eso solo ocurre cuando bajan las ventas.

      Y dale con lo de “es un robo”. Robar algo es sustraer mediante el engaño o la fuerza, sin ofrecer una contraprestación. Somos escritores, utilicemos bien el lenguaje. Una editorial no te engaña, porque te deja claro el precio en todo momento (por tanto tampoco es un fraude). Si no estás de acuerdo, y estás en todo tu derecho a que te parezca caro, no lo pagues. Pero no digas que es un robo porque no es verdad.

      Yo respeto que a ti un ebook de más de 7 euros te parezca caro, pero a mí no me lo parece. ¿Es mucho dinero 10 euros por horas y horas (días incluso) de disfrute? Me parece poco dinero, la verdad. Compáralo con una entrada de cine, o de un partido de fútbol. Además, ese ebook lo podrás volver a leer cuando te apetezca. Y encima es que es la mitad de lo que vale en papel, en su edición normal. Es la rebaja justa y coherente: la que permite la desaparición del producto físico (el libro de papel). Porque el resto sigue ahí: la obra escrita por el autor, la revisión del corrector, la portada, la maquetación, la traducción (si es una obra extranjera)… ¿Todo eso no vale 10 euros, en el caso de obras de renombre y con fuerte demanda? Creo que sí lo vale. Al menos yo como escritor así lo creo, porque sé el esfuerzo titánico que hay tras cada cosa que escribo y consigo publicar; porque conozco el trabajo y el riesgo económico que han asumido las editoriales que han apostado por mis obras; porque tengo compañeros que se han autoeditado (que no autopublicado solamente) y sé por lo que han pasado. Si los autores no valoramos nuestro trabajo, ¿cómo esperamos que lo valoren los autores, que no saben nada de nuestro esfuerzo?

      Saludos.

  3. Muy buenas, Javier. Con respecto al argumento de que los libros son caros, con el tema del libro en papel nos encontramos con una serie de condicionantes físicos, pero con el libro electrónico o e-book no. Incluso si quieres incluir el gasto de portada, y maquetación no se justifican precios de doce euros. Da igual como lo mires, un e-book que cueste más que un libro físico en tapa blanda es una salvajada, un robo y una estupidez. Lo podemos llamar de muchas formas; lo que no es, es normal.

    El precio que ha puesto Planeta a la edición en book de La Legión Pérdida tiene su único origen en rentabilizar al máximo la novedad de la edición (e incluso así lo han hecho mal, porque con ese precio, solo se llevan el 30% de beneficio; no han repasado los términos y condiciones de Amazon). Lo hacen siguiendo el esquema empresarial de ahora tapa dura y ebook caro, luego saco tapa blanda y pongo ebook barato. Lo entiendo, pero no me gusta y no estoy de acuerdo. Ahora bien, es una decisión empresarial y yo respondo con mi decisión empresarial de que ya esperaré a que se baje de precio.

    Frente a eso, tienes otras editoriales, como La esfera de los libros, que ha publicado Balbo: La mano izquierda de César de León Arsenal (por poner un ejemplo similar a Posteguillo) a 22,70 tapa dura y 7,99 la edición en Kindle. Eso me parece un precio más razonable para una novedad en e-book, no la burrada de Planeta. Incluso hoy está en oferta y tienen el e-book a 1,89, más ganga imposible.

    Con ello vemos que el ejemplo de Posteguillo es un ejemplo extremo (como tú mismo dices en el artículo) y precisamente por eso, no es un buen ejemplo y esa es la razón de que (sigo citando tu artículo) “si vemos el top de ebooks más vendidos de Amazon, encontraremos que la mayoría de obras a la venta está muy lejos de esas cifras”. Los ebooks, como bien dices, normalmente no son caros comparados con su versión en papel, pero el ejemplo de Posteguillo que has puesto sí lo es, lo mires como lo mires.

    Creo que por ahí viene el tema de la polémica que menciona James en los comentarios anteriores, por haber elegido el extremo más caro para probar una premisa con la que, por otra parte, estoy de acuerdo. Podemos buscar ejemplos y más ejemplos para probar la postura que queramos; con todo lo que hay publicado en formato electrónico encontraremos casos que justifiquen las posturas más enfrentadas. Pero lo que creo que estaremos todos de acuerdo es lo que decía al principio: un e-book que cueste más que un libro físico en tapa blanda es una salvajada, un robo y una estupidez, y estoy convencido de que así lo perciben (con énfasis en percibir; por muchos datos que se ofrezcan, no cambiará esa percepción) la mayoría de los lectores que estén un poco informados.

    Siento este tocho de comentario, pero creo que el tema lo merece.

    • De tocho nada, Miguel Ángel. Un comentario tan válido como mi opinión.
      Obviamente, elegí ese libro en concreto por ser el caso más extremo. Quería enfatizar, valga la redundancia, uno de los extremos, para luego decir claramente que es una rareza.
      Pero es que incluso esa rareza me parece comprensible y aceptable, por las razones que he expuesto en el artículo y en los comentarios. Aclaro: me parece aceptable porque la editorial (se llame como se llame) tiene todo el derecho de poner el precio que desee. ¿Por qué? Porque asume un riesgo enorme (sí, incluso Planeta), hace una inversión muy fuerte (a caballo ganador, sin duda, pero incluso estos a veces pegan batacazos) y tiene todo el derecho de poner el precio que quiera. Por eso no acepto que se diga que es un robo, porque no lo es (ya se lo he explicado a James antes).
      En cualquier caso, entiendo que la percepción es que un ebook más caro que una tapa blanda es inaceptable. Pero es que esa tapa blanda todavía no ha salido. No olvidemos este dato, porque es vital para abordar el tema: ahora mismo solo existe una edición en tapa dura a casi 22 euros y un ebook a 12. El ebook es la edición económica, en estos momentos, casi la mitad del precio por disfrutar la misma obra en cuanto sale a la venta. Eso es lo que se paga. ¿Que aún así te parece inadmisible? Ningún problema: espera un par de años a que saquen la edición económica en papel y todo arreglado. Pero no hablemos de robo, ni de fraude, ni de nada por el estilo, porque no es justo.
      Ojo, porque parece que esté defendiendo en general los precios caros, pero no es así. Para mí lo ideal sería un tope de 10 euros. Por encima me parece una mala elección, aunque la respeto y la respetaré siempre. Pero peor elección me parece vender un ebook por debajo de los 3 euros, porque sinceramente me parece denigrar el trabajo del autor, incluso aunque este sea desconocido. Mi horquilla de lo que considero ideal va entre los 3 euros y los 10.
      Tenemos que empezar a cambiar el concepto que teníamos de que lo que vale de un libro es su envoltorio. Para dignificar el ebook como formato hay que dar valor a la obra (y al trabajo de edición), y no tanto al “recipiente”. Mientras no lo hagamos así, el formato digital estará en desventaja con el formato papel, y se verá como algo inferior.

      Un abrazo y muchas gracias por la visita y el comentario.

  4. Ostras, Miguel Ángel, gracias por tu aportación. No me acordaba de que Amazon, por encima de 9,99 euros, solo te deja ganar el 35%. Es decir, que los “cerebros pensantes” de Planeta podían haber puesto la novela en digital a, por ejemplo, 8 euros, y ganarías mucho más que al precio que la tienen. Si yo que soy un novato ya me encargo de poner precios competitivos de mis novelas para que se vendan (normalmente alrededor de los 4 euros, sin llegar, con IVA incluido), ¿cómo puede ser que unos profesionales de la edición no sepan que a ese precio tienen menos ventas y además ganan menos por ejemplar?
    A veces pienso que las editoriales no quieren vender en digital. Sinceramente, hablando desde el punto de vista empresarial, el que pone esos precios no está dando los máximos beneficios a su empresa. O es un pardillo o hay algún interés oculto que se me escapa (¿por qué una editorial renunciaría a ganar más dinero?)

    • Siempre me ha resultado gracioso cómo la gente opina sobre el mundo editorial centrándose solo en Planeta. Amigos, hay vida más allá de Planeta. Hoy en día, ni siquiera esta editorial marca tendencia (al contrario, va a rebufo). Entiendo que los autores independientes os sintáis inclinados a señalar como malo todo lo que huela a editorial clásica (os ruego que no os toméis esta frase como un ataque, admiro el esfuerzo de los autores independientes), pero sería bueno ser justos y criticar lo malo (como yo mismo he hecho en esta web) pero también reconocer el riesgo y esfuerzo de las editoriales y la difícil situación a la que se enfrentan permanentemente.
      En definitiva: no, en general, los ebooks no son caros. La grandísima mayoría está por debajo de los 10 euros. Y esa es una realidad que basta con ver las listas de Amazon, Google Play o Lektu.

  5. Fremen1430 dice:

    No es aue Planeta sean estúpidos y no se den cuenta de que pierden dinero. Sino que lo que quieren es vender ante todo el tapa dura…si bajan más de la mitad el precio del ebook seguro que mucha gente que quizás se fuera a comprar el tapa dura se pasase a la versión ebook porque realmente compensaría más.

    Yo en mi opinión de un año hacia acá mi percepción es que el formato ebook ha subido de precio. Se está estandarizando mucho los 9.99€. Personalmente, es un precio que me tira para atrás por mucho que le intente dar vueltas al esfuerzo de la editorial y el autor. No puedo con ese precio en ebook.

    Creo que los ebooks debieran estar entr 3.99-7.99€. Por lo menos en esa franja es en la que me he movido al comprar en Amazon (salvo ofertas puntuales de esas que tiran el precio) y no he perdido tiempo en pensar si era caro o no.

    Lo que está claro es que el sector se mueve por otros intereses y quizás haya mucha gente q compre a 9.99€ o quizás directamente no les interese la versión digital (me inclino a esto último)

    • Fremen, muy acertado el motivo que comentas sobre el precio de los ebooks en novedad de Planeta. Es una verdad de sentido común: si pusieran el ebook a 4 euros, ¿quién demonios compraría los ejemplares en papel? A la editorial le interesa en primer lugar recuperar la inversión de la tirada inicial. Cuando eso ocurre, entonces bajan el precio del ebook al mismo tiempo que lanzan una edición económica en papel, con lo que el lector tiene entonces tres alternativas donde elegir: edición tapa dura (de lujo, podríamos decir), edición tapa blanda (económica en papel) y ebook rebajado (más económica todavía, en digital). ¿Dónde está el problema? Opciones para todos los bolsillos.

      Discrepo sin embargo en lo que dices sobre que la tendencia es a subir el precio de los ebooks, y los datos desmienten esa percepción. En el artículo he puesto un enlace a los más vendidos de Amazon. Se actualiza cada hora, pero te reto a que me digas cuántos ebooks hay que superen los 9 euros. Exacto: muy pocos, poquísimos. Solo las novedades de los de autores de gran renombre, una minoría. En el momento en que escribo este comentario, solo veo dos obras que superan los 9 euros entre los 20 más vendidos, tres obras entre los 40 más vendidos y seis entre los 60 más vendidos. Esto hace un diez por ciento. Nueve de cada diez ebooks en la plataforma más famosa de venta no superan los 9 euros, y de estos muchísimos ni siquiera pasa de los 5 euros.

      Un abrazo y gracias por seguir y participar en la web.

  6. Pingback: Las 10 consignas de la piratería (II) | JAVIER PELLICER

  7. Hola, Javier:

    Paso de nuevo por acá para añadir algo al primer punto. Si en verdad los libros fueran caros, la gente favorecería los formatos económicos durante tiempos de crisis. Curiosamente, entre 2008 y 2013, el libro de bolsillo perdió 40% en facturación, más que otras ediciones: http://cultura.elpais.com/cultura/2012/06/13/actualidad/1339606381_542383.html

    Hay varias hipótesis al respecto, desde la calidad del libro de bolsillo hasta el tiempo que se tarde en sacarlo al mercado (algunos dicen que en EE.UU el libro de bolsillo se saca a las pocas semanas o meses. Eso es incorrecto: el promedio es 6 meses, menos si es un superventas).

    Pensé que te parecería un dato valioso.

    • Buen aporte, desde luego. Es curioso que, en efecto, el libro de bolsillo nunca haya tenido los niveles de venta de las novedades, a pesar de ser mucho más barato (especialmente en otros tiempos). Mi teoría es que, en general, la gente se siente atraída por la novedad, por poder leerlo cuanto antes, sobre todo cuando hablamos de superventas. No creo que muchos lectores estuvieran dispuestos a esperar meses para leer, por ejemplo, el siguiente libro de la saga de Harry Potter, aunque con ello se ahorraran mucho dinero. Porque los superventas se mueven mucho por el concepto de moda.
      Un abrazo y gracias por aportar a la discusión otra vez. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s