Artículo de opinión, Mundo Literario

La fiscalidad del escritor: ¿Debo hacerme autónomo? (I)

Una de las preguntas que más veces surge entre los escritores que empiezan a publicar está relacionada con aspectos que poco tienen que ver con lo literario. La fiscalidad para un autor suele ser un tema engorroso y que produce preocupación en todos nosotros, porque nuestra actividad en la mayoría de ocasiones se mueve en aguas de pocos beneficios. Las editoriales nos pedirán que emitamos una factura para pagar nuestros royalties, momento en el que empezarán a asaltarnos las dudas. Aunque en este tipo de asuntos es importante que el interesado se informe preguntando a su gestor habitual o directamente en la Agencia Tributaria o la Seguridad Social, en este artículo trataré de aclarar algunas preguntas básicas (conclusiones válidas para el territorio español).

·Voy a publicar mi primera novela con una editorial. ¿Debo darme de alta como autónomo?

Esta es la gran pregunta del millón, y por desgracia a día de hoy la ley no la deja nada clara. De hecho, existe el mito de que si los beneficios derivados de nuestros trabajos literarios no excede de 3000 o 4000 € (depende de con quien se hable te dirá una cifra u otra) no hace falta hacerse autónomo. Pero esto es falso como regla fiable.

Según la normativa del artículo 1 de la Ley del Estatuto del trabajador autónomo, el autónomo es aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica lucrativa. El meollo de todo el asunto está en el concepto de “habitual”, un término vago donde los haya. Según algunas sentencias judiciales, una actividad no “habitual” es aquella que no pueda ser considerada como nuestro principal sustento económico. Y para efectos de contabilizar esto se puede alegar el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que establece un tope anual de 7.455,14 €.

Otras sentencias son incluso más generosas y establecen este límite en el salario mínimo interprofesional. Más allá de estas cifras, es imposible argumentar que nuestra actividad como escritores no es habitual. Siguiendo esa premisa, la jurisprudencia se ha decantado por la no necesidad de darse de alta hasta que se rebasen estos requerimientos. Pero cuidado, porque estamos hablando de argumentos ganados en los tribunales, no instauradas por leyes establecidas. Para hacerlos valer tendríamos que ir a juicio tras una denuncia de algún inspector (cosa muy poco común en este tipo de actividades económicas menores).

En el caso concreto de los escritores, existe también el concepto de “profesionalidad”. El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos establece que quedan bajo su ámbito de aplicación los escritores profesionales de libros publicados por cuenta ajena. ¿Y cuándo se considera “profesional” a un autor, a efectos legales?

·Cuando ha publicado cinco libros distintos por cuenta ajena y en ediciones comerciales españolas.

·Cuando ha percibido beneficios económicos por la venta de sus libros superiores a 900 €

·No se computan como libros los financiados por el propio autor o aquellos cuya tirada sea inferior a 500 ejemplares en obras poéticas o 2000 en obras de otro género.

Como vemos, todo este asunto está lleno de lagunas e interpretaciones. A título personal, me parece vergonzoso que una actividad que mueve tanto dinero en nuestro país como la artística no esté regulada de manera clara (aunque este sea tema de otro debate). Siguiendo a rajatabla la ley, deberíamos darnos de alta como autónomos. Pero la mayoría de las veces, teniendo en cuenta lo que se vende un libro de un autor poco conocido, asumir una cuota mensual de 300€ sería ruinoso.

Por tanto, ¿qué decisión debe tomar en la práctica el escritor que empieza? Mi consejo, al menos el que yo he seguido, es no darse de alta como autónomo mientras los ingresos no sean demasiado altos ni frecuentes. Y en caso de éxito, consultar con un experto.

Pero si no somos autónomos nos las veremos con un pequeño inconveniente: cualquier editorial nos exigirá que emitamos una factura para pagarnos los royalties por las ventas del libro. ¿Cómo podemos hacerlo? Es lo que explicaré en el siguiente capítulo de la guía.

Información más detallada en torno a la obligatoriedad de darse de alta como autónomo en el siguiente enlace:

http://www.graduadosocial.net/web/noticias/66-autonomos/222-ies-siempre-obligatorio-darse-de-alta-en-el-regimen-de-autonomos-de-la-seguridad-social-el-requisito-de-la-habitualidad.html

alt="escritor, autónomo, fiscalidad, javierpellicerescritor.com"

SI TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO, COMPÁRTELO

Lee toda la serie “La fiscalidad del escritor”

Anuncios
Estándar

23 thoughts on “La fiscalidad del escritor: ¿Debo hacerme autónomo? (I)

  1. Ojalá hubiera encontrado un artículo así cuando empecé a percibir algún ingreso como escritora. Me las vi y me las deseé para obtener información fiable. Todo el mundo parecía saber mucho del asunto y todos me daban información contradictoria.

    Al final, di con alguien medio sensato en la Seguridad Social y me explicó justo lo que comentas (además, me di de alta en Hacienda para poder emitir facturas; hago declaración del IRPF y del IVA, pero imagino que de eso es de lo que hablarás en tu siguiente entrega).

    El problema está en que muchos gestores no quieren arriesgarse a tener cualquier tipo de incidencia, por lo que te dirán directamente que si ingresas (lo que sea), tienes que ser autónomo. Y luego está el mito de los 3000 euros, que imagino que se ha extendido porque es una cantidad que sola, en una factura, ya puede hacer levantar una ceja a Hacienda si no les encaja en algún sitio.

    De la falta de consideración legal y fiscal hacia esta situación tan común mejor ni hablemos. He llegado a no abrir una cuenta bancaria porque ahora los bancos cotejan sus datos con la Seguridad Social y, aunque estoy en una situación completamente legal, ya me las he visto con algún empleado de la SS que insistía en que, percibiendo un único ingreso de 300 euros, por ejemplo, tendría que hacerme autónoma. Para volverse loca.

    Y el problemón llega cuando percibes una cantidad que roza los límites establecidos (¿intuidos?), te ves obligada a hacerte autónoma y la mitad de tus ingresos se van hacia la SS. Con lo que el esfuerzo y el trabajo apenas sirve de nada, porque ni vas a pagar las facturas ni el alquiler ni nada de nada. Pero ese ya es un tema común para todos los autónomos (como el ver qué haces los meses que no ingresas nada): un tema para enrabietarse, desde luego.

    Gracias por este post, es muy necesario.

    • La verdad es que el tema de los autónomos es indignante. Y si encima le sumamos la cualidad de ser escritor, con lo poco que ganamos, la cosa se agrava. Mucho tiene que cambiar en este país si queremos salir realmente del bache y generar productos, servicios y obras culturales que aporten bienestar tanto a los consumidores como a los creadores.

      Un abrazo, Gabriella.

  2. Isra dice:

    Hola,
    Me ha parecido muy interesante el artículo, pero me ha dejado una gran duda: ¿vale igual para la autopublicación?
    Llevo años preparando un par de novelas y reuniendo las máquinas para producir y editar mis propios libros.
    El problema es que haría tiradas pequeñas al principio y el margen de beneficio sería exiguo (por no decir ridículo).
    Mi duda es: ¿al fabricar yo mis propios libros debo, obligatoriamente, darme dd alta como autónomo?
    Muchas gracias por el tiempo que dedica a los que comenzamos en este mundillo.

    • La verdad es que tu caso es muy peculiar, amigo Isra. Además de escritor, también se te podría considerar editor. En cualquier caso, la ley es “ambigüamente clara” al respecto: si tu actividad económica (sea la que sea), la ejerces de forma habitual (o sea, que te reporta beneficios de manera habitual), debes hacerte autónomo. Yo creo que todo lo que he dicho se aplica igualmente al autor autopublicado, incluso a un caso tan específico como el tuyo. En cualquier caso, te sugiero que consultes con algún gestor experto o con la Agencia Tributaria.

      Un abrazo.

  3. Pingback: 71 artículos para autores de libros que quieren triunfar

  4. Pingback: La viga en mi ojo » La fiscalidad del escritor, por Javier Pellicer

  5. Pingback: NO SE LA JUEGUES A HACIENDA CON LA TRIBUTACION DEL ESCRITOR, SINO SERÁS OTRO FALCONES - EscriViviendo

  6. Inma dice:

    Hola Javier.
    Yo me encuentro en la etapa de preguntas, que generan otras preguntas sin ninguna respuesta y así sucesivamente.
    Yo soy ama de casa, no trabajo pero mi marido sí y supera los 22.000.
    Quiero publicar mi primer libro en Amazon, pero no sé si debo hacerme autónoma y darme de alta en la Seguridad Social, ya qué no sé el limite mínimo obligatorio.
    Vamos que no tengo ni idea de nada de como me puede afectar tanto a mi, como a la hora de hacer la declaración de la renta junto con mi marido.
    Es decir, un ejemplo:
    Yo consigo unos beneficios mínimos (que no supere el supuesto limite en cuestión para hacerme autónomo), y Amazon me envía la supuesta información anual de mis ventas establecidas para hacer la declaración de la renta. Entiendo qué en este caso únicamente sería añadir a los 23.000 más los ingresos míos en el caso que los tuviera.
    ¿Cuál es el límite en cuestión?
    ¿En qué me afectaría a la hora de hacer la declaración de la renta, ya que la hacemos conjunta?
    ¿Debo de darme de alta en la seguridad social (Hace tiempo que estuve trabajando y llevo cuatro años desempleada), entiendo que en la seguridad social estoy, no?

    • Tu situación es especial por varios motivos: por una parte, realizas la declaración de manera conjunta con tu marido, cosa que no sé en qué puede afectarte en este caso concreto; por otra, hablas de autopublicar en Amazon, un terreno que no domino personalmente. Entiendo que todo lo que comento en el artículo se puede aplicar a tu caso, pero no soy gestor profesional así que el mejor consejo que puedo darte en tu situación concreta es que lo consultes con un gestor. Ten en cuenta que nadamos en aguas legales poco claras, ya que no existe una legislación especialmente dirigida para los escritores.
      Siento no poder darte una respuesta clara.

  7. Pingback: Los derechos del autor de un libro - techleo

  8. Hola…
    Por lo que he leido, supongo que si te autopublicas o co-editas, como en mi caso, con una tirada pequeña de unos 100 ejemplares, a 11 euros el ejemplar, después de haber pagado un dinero para el tiraje, los beneficios son pocos y por lo tanto no se llega al mínimo para hacerse autónomo. ¿Hasta aquí todo correcto?
    Pero me surge una duda… en el caso de la co-edición, que queda a medio camino entre la edición “tradicional” y la autopublicación, con una editorial pequeña y que parece seria, donde se publica el libro tanto por amazon en formato ebook, como en papel bajo demanda, con una tirada pequeña de autopublicado, como he indicado más arriba, ¿se tendría que hacer alguna otra cosa en tema fiscal?
    Como también te escuché en el podscast en la web de “Triunfa con tu libro”, le prengunté a mi editor si le tendría que hacer factura, ya que como he dicho mi libro también se vende bajo demanda, y me dijo que si era autónomo le hiría bien que se la hiciera, pero que no le hacía falta debido a que son cantidades pequeñas. ¿Eso es correcto para no engancharme con hacienda o tengo que hacer factura sí o sí?
    Además, es mi primer libro, y mi idea es que si me sale bien “la jugada”, aunque gane poco, continuar como escritor, a no ser que me surja el trabajo de mi vida en otro sector. En fin…
    PD: Si pasas por mi web puede que no esté actualizada hasta dentro de unos días, donde pondré toda la información de mi libro.

    • Teóricamente, si una editorial te paga a ti por un trabajo que has realizado para ellos (escribir una obra), tienes que facturarles para poder cobrar ese dinero. Para hacerlo no es necesario ser autónomo si las cantidades son pequeñas (como explico en el artículo), pero sí debes de darte de alta en el IAE para constar como profesional y poder por tanto emitir facturas.
      No conozco tu caso, no sé si esa editorial de co-edición tiene que pagarte un porcentaje de las ventas (en cuyo caso sí, debes facturarles) o si has pagado tú por la tirada (en cuyo caso quien debe hacerte la factura son ellos a ti). Es un caso muy concreto y que difiere de mi experiencia, que se limita a trabajar con editoriales tradicionales. Si tienes dudas, creo que sería buena idea que consultaras con un asesor.

      Un abrazo y gracias por visitar la web.

  9. Pingback: ¿Hay que hacerse autónomo para ser escritor? – Belén Conde

  10. Pingback: Guia de noticias sobre Escritores / Sociedad / Prensa | Gorka E. Argul

  11. Yo tengo una duda rápida respecto a cuándo se considera profesional a un escritor. Tiene que ver con esta oración: “Cuando ha percibido beneficios económicos por la venta de sus libros superiores a 900 €”.

    ¿Esa cantidad es mensual, en cuyo caso no me afecta, o anual, que sí me compete?

    Muchas gracias.

  12. Pues ese es el problema, Carlos, que la ley no lo aclara. No nos ofrece más especificaciones, por lo que forzosamente tenemos que ponernos en el peor de los casos y deducir que se refiere a una cantidad general. O sea, que en cuanto tus libros te den más de 900€ de beneficios, ya te puedes considerar escritor profesional. Lo cual no quiere decir que tengas que hacerte autónomo, ojo.
    A estas alturas seguimos sin una legislación clara sobre los profesionales de la escritura. Así nos va.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s