Artículo de opinión, Consejos literarios, Mundo editorial, Mundo Literario

Guía para publicar tu novela (V) – Pros y contras de la publicación tradicional

La semana pasada presentábamos la publicación tradicional mediante editorial como opción de llegar al lector. Entre otras cosas, comentamos los criterios por los que una editorial se rige a la hora de decidirse a publicar la obra de un autor (viabilidad comercial, temática y calidad literaria). Ahora bien, ¿cuáles son las ventajas o desventajas de elegir este camino? Hoy hablaremos de ello.

Como las anteriores alternativas que hemos visto (autopublicación y coedición), la publicación a través de una editorial no está carente de dificultades y puntos a considerar seriamente. Comencemos por las ventajas, que son más que obvias:

·Riesgo económico nulo. Sin lugar a dudas es el mejor motivo para elegir el sistema tradicional. Has convencido a la editorial con tu obra, y esta asumirá todos los gastos de publicación, desde los procesos exclusivamente editoriales (corrección, maquetación, impresión, etc…) a aquellos derivados (distribución o promoción). Y como ya comenté en el artículo “¿Son caros los libros?“, estamos hablando de mucho, muchísimo dinero (más de 6000 €, en tiradas medianas). El autor evita de este modo tener que desembolsar cantidad alguna de su bolsillo, lo que en caso de fracaso de ventas no le supondrá ninguna pérdida personal. Un bálsamo de tranquilidad imprescindible para el autor que solo quiere centrarse en tareas creativas, no comerciales.

alt="librerías, publicar con una editorial, javierpellicerescritor.com"·Acceso a librerías. Por mucho que las librerías y plataformas online estén cobrando una tremenda importancia como puntos de venta, a día de hoy el lector medio sigue acudiendo mayoritariamente a las librerías y superficies comerciales en busca de libros. No me cabe duda de que dentro de un tiempo la balanza se equilibrará o incluso caerá del lado de Internet, pero en la actualidad el mayor volumen de ventas sigue estando en posesión de los locales físicos. Y estar en ellos ayuda mucho a que la obra se venda, por visibilidad y por prestigio.

·Confianza. El logotipo de una editorial en la portada de tu libro es en teoría un sello de calidad, una etiqueta que otorga confianza al lector medio. Ofrece la imagen de que la obra ha pasado por un proceso de edición y corrección que ha mejorado el manuscrito original, de que está aprobada por un grupo competente y especializado. Recalco el apunte: “en teoría”.

·Promoción. Las editoriales, dependiendo de su nivel, tienen una agenda de contactos en medios de comunicación diversos, a las que acudirá para promocionar sus obras. Es cierto que esta afirmación hay que tomarla con pinzas, como ya dije en el artículo “La promoción editorial en tiempos de crisis“, pero es innegable que las posibilidades promocionales para la obra son generalmente mayores que cuando el autor va por su cuenta. Otra cosa es la voluntad de cada editorial a la hora de hacer estos movimientos.

·Satisfacción personal. Publicar en Amazon es sencillo, lo puede hacer cualquiera (otra cuestión más peliaguda es conseguir el éxito). No hace falta estudios avanzados para ello, ni siquiera que nuestra obra sea buena. Pero publicar con una editorial es un reto, porque en primer término debes pasar por un filtro muy restrictivo. Conseguirlo, lograr que una editorial decida apostar su confianza y su dinero por ti, resulta sin duda muy satisfactorio.

Pero no nos engañemos, no todo es de color rosa. La publicación con una editorial también reporta varias desventajas que es justo reconocer:

·Cesión de derechos. Firmar un contrato con una editorial supone ceder durante un tiempo considerable los derechos de explotación de tu obra (que no los derechos de autor, es importante matizarlo), por lo que no podrás publicarla en otras editoriales o plataformas, en consonancia con las cláusulas de exclusividad acordadas.

·Beneficios. Si los riesgos económicos para el autor son nulos, resulta lógico y comprensible que los beneficios por cada ejemplar vendido (royalties) también sean considerablemente menores que en otras modalidades. Para un autor novel suelen situarse en torno al 10% del precio de venta. Pero que nadie crea que la editorial se llevará mucho más, pues del precio del libro salen muchos sueldos.

·Incumplimientos. Eligiendo el método de autopublicación, no existe este problema. Pero cuando se trabaja con otras personas uno siempre se arriesga a tener decepciones. Puede ocurrir que la editorial no cumpla adecuadamente con lo que se supone debe hacer, bien porque no ha cuidado las tareas de edición y promoción, o bien porque no pague cuando y cuanto está estipulado en el contrato (aunque para esto último hay medidas legales que tomar).

·Limitaciones de tiempo y espacio. Otro handicap, quizás el más sangrante, son las restricciones que conlleva el método de la publicación tradicional. Si un libro no funciona, si tras uno o dos meses no se ha convertido en como poco rentable, las editoriales tienden a relegarlo de su atención en favor de otras novedades. Su tiempo y esfuerzo es oro, y prefieren no perder el tiempo con una obra que no acaba de despegar. Por otra parte, en términos de espacio, una obra quedará supeditada al área de acción de la editorial. Una gran casa puede tener distribución en otros países (normalmente de habla castellana), pero una pequeña editorial tendrá que limitarse a vender solo en nuestro país.

Hasta aquí hemos visto las distintas alternativas para poder publicar tu libro. La elección es tuya, aunque es aconsejable que te informes a fondo y consultes con otros autores que ya hayan pasado por este punto. En todo caso, si te decides por autopublicar o coeditar, no necesitas saber más (salvo los aspectos técnicos de las labores que tendrás que asumir). Pero si tu camino es la publicación con una editorial tradicional, en los siguientes artículos ahondaremos en los pasos a la hora de contactar y ofrecer tus manuscrito.

SI TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO, COMPÁRTELO

Anuncios
Estándar

One thought on “Guía para publicar tu novela (V) – Pros y contras de la publicación tradicional

  1. Pingback: Guía para publicar tu novela (XV) – Conclusiones | JAVIER PELLICER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s